Home / Opinion / A la nación rebelde y a la iglesia confundida en medio del tiempo profético (Romanos 13:1-14), Edson Contreras

A la nación rebelde y a la iglesia confundida en medio del tiempo profético (Romanos 13:1-14), Edson Contreras

Hay que leer el capítulo completo y entenderlo completo, a quien debe servir un gobernante, para qué está puesto, para qué es la autoridad que ha recibido. En este sentido es un servidor de Dios que trabaja para los que bien hacen, por tanto, los que bien hacen no deben temer según lo escrito. Sino el malo. Debemos entender que este tipo de gobiernos que no sirven a Dios, y que hacen lo malo están puestos para juicio de las naciones que mal han andado. Que sus maquinaciones deben hacernos entender el juicio del Eterno y para dónde quiere el Señor que caminemos, de ninguna manera se contradice la Palabra, Dios camina en una sola dirección y es hacia donde apunta su Palabra.
¿Debes hacer el mismo mal que hace tu autoridad solo porque es tu autoridad? ¡No! Escrito está también que debemos obedecer a Dios antes que a los hombres (Hechos 4 y 5). Y sobre la base del contexto de lo que se dice en esos dos capítulos queda claro quién hace el bien, el que obedece a Dios, y para este no debe haber sanciones de parte de los gobernantes y las autoridades, aunque sean autoridades religiosas. Entonces miremos el entorno de nuestra nación y sepamos entender qué tipo de obediencia es tiempo de seguir y cuál es nuestra realidad ante la ley humana; y si hemos dado pie para sanciones humanas dentro del contexto que establece la Palabra, si no hemos dado pie y se nos oprime es entonces tiempo de llenarnos de valor para decidir plantarnos en lo que dice la Palabra de Dios y obedecerla, y si hemos hecho lo malo y estamos recibiendo mal, de igual manera es tiempo de rectificar por la Palabra y volvernos a Dios, no es tiempo de enfrentar a las autoridades para maldecirles o insultarles y promover la anarquía o cosas similares, es tiempo de saber que aun por nuestra obediencia a Dios enfrentaremos persecución si hacemos lo que el Padre demanda, no es tiempo de enfrentarse al gobierno si sabemos que hacemos lo malo y no obedecemos a Dios, que es para lo cual la mayor parte de la nación se resiste, para seguir haciendo el mal que justamente Dios está juzgando en los pueblos.
Debemos estar dispuestos a hacer como lo testifica la Palabra, a defender la ley de Dios, y obedecerla antes que el desenfreno de las autoridades, pero con la humildad y el respeto que mostraron los apóstoles en el contexto que vivieron. No podemos querer tomar lugar para otra cosa, entendamos que Él es quien defiende al justo y si lo somos este es el tiempo de confiar en que Él nos defenderá de los que mal hacen, y que nuestra posición es la de estar en obediencia a Él, pues la victoria no se gana ni con espadas ni con ejércitos sino en su Espíritu; aunque habrá enfrentamientos armados y conflictos, no es el llamado del Eterno para nosotros, pues así lo ha anunciado, todas esas cosas vendrán como parte del juicio y para cortar a los que hasta ahora han resistido y aun se resisten al propósito de Dios para las naciones en este tiempo profético que vivimos.
Las maquinaciones del diablo son distraer al hombre de Dios a hacer lo incorrecto con argumentos tergiversados y mantener entretenido al pueblo que no hace lo bueno que dice Dios en su Palabra, para que nunca lo haga y así resistiendo al mandamiento del Eterno perezca en condenación, estamos en tiempo de juicio de Dios para las naciones y el diablo no desperdiciará oportunidad para confundir. Dios tiene un  propósito profético con cada gobierno y con cada autoridad que permite y si resistimos ese propósito por falta de entendimiento, resistiendo a aquello para lo que es propósito de Dios con esa autoridad específica, ahí si resistimos contra Dios y acarreamos juicio, no es hacer lo malo que dice el gobierno que hagamos, sino saber entender lo que Dios te está diciendo que hagas, porque en el mal que hacen los gobernantes se refleja la maldad que la nación ha hecho y que Dios quiere corregir con su juicio, si nos resistimos a eso vamos a caer en manos del enemigo.
El que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos para ver que vea lo que el Eterno hace y dice a las naciones de la tierra.

Edson Contreras
Profeta

About redaccion

Check Also

Sabiduría de los dichos de Salomón No. 31: El valor de vivir una vida equilibrada (Parte II), Arnoldo Arana

El éxito debe ser balanceado. Usted no puede considerarse una persona exitosa solo sí su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *