Home / Destacadas / “El periodismo cristiano crece progresivamente en el mundo”

“El periodismo cristiano crece progresivamente en el mundo”

El reto actual es seguir informando, difundiendo y enseñando el evangelio en los espacios públicos, redes sociales y medios de comunicación independientes

Especial con periodistas cristianos

El próximo 27 de junio se celebra en Venezuela el “Día del Periodista”, es por ello que, a través de los profesionales de la comunicación especializados en usar esta carrera universitaria como talento y don para el Señor, reflejaremos la labor que hacen desde los diferentes medios de comunicación social con sentido evangelístico. Portar un carnet que identifique al reportero como prensa y cargar con las respectivas herramientas de trabajo se ha convertido en Venezuela en una situación persecutoria similar a las vivencias que sufrió Jesucristo antes de ser crucificado, incluyendo al medio de comunicación social. Sirva esta tribuna con estos especialistas de la información, como un mensaje de reflexión para todas las iglesias evangélicas, líderes, ministros cristianos, Gobierno-Estado, por la relevancia que tiene el periodismo cristiano comobandera del mensaje profético. ¡A Dios sea la gloria!

(EG – Verdad y Vida).-

Autora de «Vive la Palabra», reflexiones plasmadas por más de una década apoyada en las Santas Escrituras, así como del libro «Ora la Palabra». Ella es Liliana Daymar González, primera periodista invitada a nuestro especial, pertenece a la lista de columnistas del quincenario Verdad y Vida. A través de sus escritos, ha sido el enlace para que muchas personas lleguen al lugar más grande, a los pies de Cristo.
A larga distancia de nuestro país, nos atendió, y de inmediato nos narra su perspectiva sobre el ámbito comunicacional e informativo «al igual que los laicos investigamos, preguntamos, indagamos y difundimos la noticia con objetividad. Además, anunciamos las Buenas Nuevas, Jesús ha resucitado y es una realidad. No es ficción y fantasía. ¡Vale la pena arriesgarse por Cristo! En aquel tiempo las autoridades prohibían hablar del Mesías; sin embargo, los apóstoles no callaron. Ellos nos han dado el ejemplo de perseverancia y nosotros debemos hacer lo mismo».
De igual manera, añade que «el periodista cristiano tiene un doble rol: informar la verdad duélale a quien le duela y mantener encendida la llama de la esperanza».
Para González, la función de los comunicadores cristianos es ser discípulos de Jesucristo. «Tenemos la enorme responsabilidad de hablarle a las multitudes de Cristo. Cientos de personas leen y oyen nuestros mensajes. Actualmente, el periodista protestante tiene la misión de dirigir a los venezolanos hacia la orilla de la democracia. El pueblo de Venezuela hoy día soporta oscuridad y tormenta. Los poderosos persiguen, encarcelan, torturan, censuran, asesinan. Si centramos nuestra atención en lo que ellos dicen y hacen, el miedo y la desesperanza nos ahogarán. En cambio, si centramos nuestra atención en la promesa de Cristo y recordamos que Él le dijo a sus discípulos cuando estaban dentro de la barca aterrorizados: “¡Tened ánimo; yo soy, ¡no temáis!” (Mateo 14:27), descubriremos que la noche no es eterna, la tempestad no es invencible y la orilla no está tan lejos como pensamos».
En los actuales momentos por los cuales atraviesa la población venezolana, el periodismo cumple con la «enorme responsabilidad y privilegio de recordar las promesas de Dios, y digo que es un privilegio, porque no todos los cristianos tienen la posibilidad de llevar el evangelio a las multitudes. Es uno de los oficios más versátiles del mundo. Por medio de reportajes, entrevistas, crónicas, artículos de opinión, radio, televisión y redes sociales llevamos el mensaje a numerosas personas en tiempo real», resaltó.
Siguiendo en la línea venezolana, al formularle la interrogante: ¿El periodismo cristiano se ha visto asfixiado en los últimos años? aseveró que «sí, por su puesto. La hiperinflación ha provocado que los ingresos de los trabajadores venezolanos sean insuficientes para cubrir sus necesidades básicas. La escasez de alimentos y medicinas, el alto costo de la vida, la mala calidad de los servicios públicos, inseguridad, corrupción, nos afecta a todos por igual. Como en el país hay cada vez menos medios privados, se ha duplicado el desempleo en el gremio periodístico».
No obstante, «Lili» González como le dicen cariñosamente familiares y amigos, resalta un punto a favor y es que «el periodismo cristiano crece progresivamente en el mundo. Se posiciona cada vez más en los medios de comunicación. Lamentablemente no sucede lo mismo en Venezuela. La escasez de papel ha provocado el cierre de numerosos diarios venezolanos. Algunos medios han reducido su periodicidad y otros han quedado solo en su versión digital, donde continuamente se enfrentan a problemas y bloqueos de sus portales. El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) ha calificado la situación como un apagón informativo. Asimismo, la censura, las persecuciones y el amedrentamiento contra reporteros y medios de comunicación, obstruyen el libre ejercicio del periodismo en Venezuela».
Para González, el objetivo del periodista cristiano, desde cualquier tribuna informativa, es unir y establecer un clima de tolerancia y respeto entre todos los ciudadanos, independientemente de ideologías políticas o religiosas.
Dentro de este marco, anunció un emotivo mensaje para los periodistas cristianos «aun en medio de la incertidumbre y el caos, no teman decir la verdad. Manténganse firmes en su llamado, lleven las Buenas Nuevas de salvación. El reto actual es seguir informando, difundiendo y enseñando el evangelio en los espacios públicos y plurales, redes sociales y los medios de comunicación independientes que subsisten en Venezuela y en el mundo».◄

Liliana Daymar González: llevando la palabra a través del periodismo

Mis familiares y amigos cercanos me llaman ‘Lili’, apodo que me hace sentir querida. Crecí en El Valle, una populosa parroquia caraqueña. Mi madre fue mi maestra de primaria. Estudié Comunicación Social, mención periodismo impreso, en la Universidad Católica Andrés Bello. Mi vida y mi carrera periodística dieron un giro de trecientos sesenta grados después de comprometerme, un sábado por la mañana, con Jesucristo. A través de mi columna “Vive la Palabra” y mis libros (Vive la Palabra y Ora la Palabra), evangelizo y llevo a numerosas personas a los pies del Señor. Actualmente vivo en los Estados Unidos me congrego en la Iglesia Bautista El Calvario, ubicada en la ciudad de New Haven, Connecticut, donde continúo sirviendo a Dios. En este momento me encuentro escribiendo mi tercer libro y otro proyecto que estoy manejando, es presentar mis reflexiones cristianas en la radio. Dios mediante, comenzaré a transmitirlas en una emisora de habla hispana en los Estados Unidos de América.

 

About Verdad y Vida

Check Also

Juan Luis Guerra se alza con dos Grammy´s

(Agencias – Verdad y Vida).- El cantante de origen dominicano Juan Luis Guerra fue galardonado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *