Home / Palabras del Director / 24 años… fieles al llamado

24 años… fieles al llamado

Con la presente edición estamos celebrando 24 años de circulación quincenal ininterrumpida, como lo expresa el título: fieles al llamado recibido de parte de Dios en 1992.
1992 fue un año muy convulsionado en lo político, social y económico para Venezuela; sin embargo, ese fue el tiempo establecido por el Señor para que este medio impreso suyo saliera a la luz. Mientras varios periódicos cerraban, Verdad y Vida nacía. Mientras muchos posponían inversiones, Dios ponía a andar un sueño, una visión que guardaba desde antes de la fundación del mundo para manifestarla precisamente cuando los hombres creían que no se podía, porque «lo que es imposible para los hombres, para Dios es posible» (Lucas 18:27).
Si 1992 fue un año duro, el transcurrir de estos 24 años no han sido menos. Hoy, 15 de julio de 2016, cuando estamos sorteando la más cruda de las crisis, Dios sigue tan fiel como en la primera quincena que entramos en circulación. Y es que edición a edición ha sido un milagro. Hoy contamos con 547 milagros; 547 ediciones anunciando que «del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, y yo publicaré tu grandeza» (Salmo 145:6). Ese es el pasaje bíblico que mejor explica nuestro llamado.
Si algo hemos de resaltar es el logro que sobrepasa nuestra función informativa, recreativa y edificativa; esa es la labor de formar mentes maduras y con un aventajado discernimiento espiritual en la Iglesia del Señor. La línea que Dios nos trazó desde la primera edición fue la apologética (defensa de la fe), la escatológica (mostrar cómo los hechos actuales encajan en las profecías bíblicas), la unificadora (promover y mantener la unidad del cuerpo de Cristo por encima de cualquier mirada denominacionalista) y la de portavoz (servir de tribuna para que el liderazgo de la Iglesia de Cristo se exprese y fije su posición en lo político, económico, social y espiritual, para apacentar así al pueblo venezolano).
No ha sido fácil hacer entender a la iglesia en general que somos un medio impreso hecho por cristianos, no una iglesia; que aun cuando algún líder eclesiástico u organizacional se exime de pronunciarse por alguna circunstancia, es nuestro deber comunicacional hacerlo. Verdad y Vida no es partidista, no está tarifado, pero ello no significa que no vamos a pronunciarnos acerca de asuntos políticos que dañen o amenacen a la Iglesia del Señor y la pureza del Evangelio de Cristo. Por eso en algunas oportunidades hemos tenido que criticar al Gobierno y también a la oposición, como también les hemos ofrecido ideas constructivas basadas en la Palabra de Dios.
En 24 años nunca hemos tenido problemas o querella judicial alguna con nadie, no hemos sido complacientes pero tampoco denigrantes; que hemos tenido que pagar un alto precio, sí, lamentablemente Venezuela no ha madurado lo suficiente para entender a la prensa cristiana combativa. Los «ataques» han venido de elementos internos y externos de la iglesia pero Dios ha usado eso para darnos crecimiento espiritual y prepararnos para el más grande avivamiento que experimentará nuestro país, avivamiento que requerirá de medios de comunicación maduros y capaces de no solo representar a la Iglesia del Señor, sino de ponerse de tú a tú con los seculares. Hacia allá nos lleva Dios.
Desde esta trinchera, 24 años después, podemos testificarles que nuestro Dios es grande, fiel y suple en los momentos más críticos. Nosotros también hemos sido alimentados por los mismos cuervos que alimentaron al profeta Elías durante sus más aciagos momentos. También somos testigos de primera línea acerca del cumplimiento fiel y exacto de cada profecía bíblica y palabra profética dada por el Espíritu Santo a nuestra amada Venezuela y la Iglesia que Él ha levantado para este tiempo crucial de nuestra nación.
Vienen los mejores días para Venezuela. Quienes apuestan por la destrucción de esta gloriosa nación vayan convenciéndose de que Dios hará cosas muy grandes todavía en nuestro país; Satanás jamás se ha salido con la suya, nunca podrá destruir a Venezuela ni a la Iglesia, pues él fue vencido en la cruz del Calvario por Aquel que está a punto de ser entronizado como Rey y Señor de este país… porque «lo que es imposible para los hombres, para Dios es posible».
¿Que cómo lo podemos asegurar? Porque Dios oye y responde las oraciones de su pueblo, eso nos garantiza los gloriosos días que vienen para Venezuela. Y precisamente ese es el tema de nuestro Suplemento Especial 24 Aniversario (que viene encartado gratuitamente con la presente edición).

@GeorgesDoumat

About Verdad y Vida

Check Also

Cambio de sexo, ¿jugando a ser Dios?

La industria médica y farmacológica vinculada al pecado está cada día más incipiente. Ya no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *