El árbol de Navidad

(Fernando Araujo – Articulista).-

Comencemos por hacernos está pregunta: ¿Tiene alguna relación el árbol de Navidad con el cristianismo?
Déjeme contarles algunas costumbres que vienen de la epoca babilónica en la cual se decía que Semíramis, madre de Tammuz, aseguraba que en una noche, un árbol verde se desarrolló de un tronco seco. El tronco representaba a su esposo muerto Nimrod y este árbol que era de pino, llegó a ser el símbolo de que Nimrod había revivido en Tammuz.
La historia es la siguiente:
Semíramis fue reina y diosa de Babilonia, su nombre biblico es Astarot (Jueces 2:13; 1 Samuel 7:3; 12:10; 31:10); esta mujer adoptó un niño como hijo, al cual puso el nombre de Nimrod (que era hijo de Cus, Génesis 10:8); con el tiempo ella terminó casándose con Nimrod, pero cuando él fue muerto, ella se convirtió en reina y diosa; sin embargo los seguidores de Nimrod no creyeron que alguien podía sustituirlo, por lo que Semíramis se inventó algo que pudiera ser creído como milagro y que llenara al pueblo de estupor. Ella se embarazó de un sacerdote babilónico y le hizo creer al pueblo que Nimrod se reencarnó en ella. La criatura nació el 25 de diciembre del año 3.005 a.C, y le pusieron por nombre Tammuz o Tamuz (Ezequiel 8:14); ese era el día más corto del año y a partir de ahí comenzaban los días a alargarse por efectos del sol, de ahí nace el nombre del dios del sol y se conmemoraba el árbol de hoja perenne, que era un árbol de pino y esto se tomó como símbolo de que Nimrod había revivido en la persona de Tamuz.
La idea se propagó tanto que muchas naciones tienen sus propias leyendas de árboles sagrados, pero los más famosos fueron los romanos que celebraban las festividades de los Saturnales (en donde adornaban los árboles con cerezas rojas), eran unas fiestas de siete días en que los esclavos recibían prebendas, bonos y otras compensaciones. Se celebraba en honor a Saturno, dios de la agricultura; los Saturnales fueron para celebrar la finalización de los trabajos del campo, celebraban la finalización de las siembras de invierno, esto ocurría entre el 17 y 23 de diciembre a la luz de las velas y árboles adornados y el 25 de diciembre terminaba con intercambio de regalos.
Por esto entendemos que el árbol de Navidad tenga luces y adornos en honor al dios sol.
Lo que queremos transmitir con todo esto es que en nuestros tiempos la gente no pone los árboles de Navidad para ADORARLOS, pero es algo traido del paganismo de manera sutíl y modificada. Así que cualquiera que sea la diferencia entre el viejo uso del  árbol y las costumbres actuales en nada enaltece al cristiano nacido de nuevo.
fgaa3000@hotmail.com